26 noviembre 2009

¿Cómo estamos caminando?


Muchas veces queremos ser como los bebés, o ser como el amanecer, pero si pensamos, que el bebé al llegar a este mundo, recibe infinidad de amor, dulzura, y varias cosas más, él, no las entiende ni las comprende, pero nos esmeramos en darle todo para su “felicidad”.

Creemos que es como el sol donde todo su entorno brilla, pero todo esto nos deja una pequeña enseñanza, el bebé al dar sus primeros pasos como ser vivo, tiene que pasar a conocer realmente cómo es la vida.

Nos da la oportunidad de conocer cómo se ira construyendo el camino, en sus primeros pasos él debe caer muchas veces, el dolor de ese golpe, lo hace temeroso, pero su curiosidad lo hace fuerte para volver a intentarlo, hasta que logra caminar sin dificultades.

El sol solo necesita comenzar a elevarse para alumbrar todo de alegría, pero también en su tiempo tiene sus dificultades para poder expresar su calor cuando lo cubren las nubes.

En la vida de adulto debemos pasar por lo mismo que un bebé, ya que las dificultades son mas palpables, y como el brillo del sol se ve opacada por las nubes, muchas veces se nos obscurece nuestra propia luz, asi como el pequeño lloró y sufrió por sus caídas, nosotros lo hacemos en nuestra vida diaria, no por las caídas, si no por cada evento que se nos presenta, nos quejamos sin esforzarnos para poder seguir, pero has pensado, ¿Qué pasa con aquellos, que no pueden caminar, o simplemente no ven? ¿Acaso ellos no se esfuerzan, para lograr sus objetivos?

Por eso todos aquellos que creemos en Dios, y sabemos del sacrificio de Jesús, podremos entender el único y gran amor, la fuerza no está en la mente, si no en tu corazón donde vive Jesús, entiendes tu gran valor eres la princesa o príncipe, una hija o hijo de Dios, al igual que Cristo, ¿Cómo no he de amar a mis semejantes? ¿Acaso no son más valiosos que el oro o la plata? por eso quiero caminar junto a ti, por ser tan hermosa(o) y brillante como el sol, y tan dulce e inocente como el bebé, pensar no en lo malo, ayúdate a levantar muros contra la adversidad de tus propios problemas, entonces comprenderás que la belleza externa y material no son importantes, sino lo que tienes en tu espíritu y alma, un abrazo a tus seres queridos, es el significado de tu más puro y verdadero amor por ellos, y el recuerdo más hermoso que te quedará en tu corazón, el abrazo es el tesoro valioso que quedará grabado en tu vida.


No hay comentarios:

Enlaces Amigos

Noticias Cristianas