19 julio 2010

Confía siempre en Dios... aunque todo diga lo contrario.


Todo comienza un día, el cual debía ir a una reunión, a la cual no asistí por otras actividades ya reservadas con anterioridad, por lo tanto a los días siguientes llamo al Presidentes de la JUCAP (Juventud Cristiana Apostólica) para saber respecto a los temas planteados en aquella reunión, el señalando algunos temas me dice, Jessica tu Predicaras en la salida a Ramadilla el día sábado. Simplemente escuche aquello, y algo en mi corazón paso... algo como los típicos angelitos de la televisión se pararon frente mi diciendo: di que si, no rechaces esa bendición, tu puedes! Eres Capaz!, el pero otro simplemente me miraba muy desconfiado y me señalaba, no lo vas a ser, hace mucho no participas en eso el predicar afuera, no estas preparada, lo harás mal... eso segundos o quizás minutos se volvieron como una hora en reloj, y de la nada salio de mi boca la respuesta, aquella invitación... OK lo haré.

Pasaron los días y cada vez me sentía mas nerviosa, me preguntaba, quizás me equivoque debí decirle para otra oportunidad, creo que lo hubiera entendido, pero no! Yo y mi bocota! Pero ya había dado una respuesta y correspondía mantenerme firme en ella, debía enfrentar aquel desafió.

Comencé a buscar el tema para predicar, pero no encontraba nada que me hiciera sentir que ese era el mensaje que debía entregar, que hago ahora! Ya comenzaba a salir una pequeña desesperación... quedaba un día para tal evento, y sentía que no seria capaz de hacerlo... y seguía diciéndome a mi misma... porque me eligieron a mi... si hay gente mas capacitada que yo, simplemente soy una joven queriendo ser alguien, y para cumplir eso ya era todo difícil no me funcionan muchas cosas, pero seguía siempre intentándolo, pero esta vez sentía que una guerra se estaba desatando en mi interior.

Alguien me pregunto: ¿dime esta vez que hablaras esta vez?

Al escuchar aquella pregunta intente de decir tantas cosas, y tenia mucha información, pero a esa altura a un día de aquella actividad, simplemente sentía que no tenia nada... nada de lo que tania me hacia sentir segura...

Ese día aun no finaliza debía participar en una Celebración de una gran amiga, sentí que debía estar hay, en ninguna forma lo vi como obligación ni nada... la idea me encantaba, acompañar en su Cumpleaños a una amiga que siempre ha estado hay para mi, acompañándome en muchos de mis procesos y alentándome a seguir siempre adelante... dentro de aquella celebración y encontrándome con otra amiga la que por mucho tiempo no veía, me plantío varias cosas y me izo pensar en tantas cosas, en uno momento sentí que todo lo que había hecho en mi Vida esta equivocado...

Llegando a mi casa y cuestionándomelo todo... solo quería llorar... no entendía que pasaba en mi interior, tome una agenda y entre vagas palabra me desahogue, ya era de dormir y comencé a platicar con Dios.

Al día siguiente debía ir a orar a la cadena de Oración, me tocaba de 9 a 10 pero mi Madre me dice si podía cambiar aquella hora y orar de 8 a 9, la idea me gusto pues después tendría tiempo para prepararme...

El despertador anunciaba que ya era la hora de levantarme y me dirigí hacia el templo, la sorpresa fue que el templo esta cerrado, al parecer la persona que debía orar antes que yo, no fue... así que baje a casa, busque la llave y nuevamente me dirigí hacia el Templo...

Comenzando a orar y ya contándole todo lo que sentía a Dios y entre lagrimas le abrí mi corazón y le hice saber lo que me pasaba y que no comprendía tantas cosas y que me sentía muy poca cosa, opacada como para pararme en el Templo de Ramadillas y Predicar en aquel lugar... sentía que no estaba capacitada y que mi mensaje no llegaría y no causaría un impacto... que necesitaba de su ayuda mas que nunca y respuestas a tantas preguntas.

Terminando la oración y llegando la otra persona, me levanto y comienzo a hacer las cosas que tenía programas para ese día.

Estaba llegando la hora y los nervios aumentaban cada vez mas, me dirigí a esperar aquel bus que nos llevaría... al llegar el bus, veo que estaba lleno de Jóvenes muchos de ellos no los conocía, fue hay cuando me dice: Ok le diré al Pastor Pedro que no predicare, espero me comprenda ya que es primera vez que me pasa esto, pensaba...

Ya cada vez faltaba menos para llegar y estaba en medio de mi guerra interior y en un momento algo va, miro al Pastor y lo llamo a mi asiento y le digo que no lo haría, que me perdonara, pero no me sentía capaz... el con una cara de QUE!!! Me mira y no lo podía creer y me dice: Si te di la responsabilidad es porque confié en Ti y se que lo puedes hacer... pero esta bien, veré que puedo hacer, no te preocupes...

Al terminar esas palabras... me sentí tan mal, creo que me había precipitado en decir eso, pero ya lo dije, ya no puedo hacer nada mas... me sentía pésimo.

El pastor comenzó a preguntar a otras personas si podían ocupar mi lugar, todos dijeron que No... Creo que fue la Guinda de aquella Torta.

Ya llegamos! Todos a Bajar! Dijo el Pastor.

Entramos al templo y realizamos una oración para dar gracias a Dios por haber cuidado en el Viaje. Ya que mientras íbamos viajando de frente y en una curva muy cerrada un auto estaba adelantando a otro y paso casi rozando el bus, gracias a Dios no toparon pues si lo hacían y a la velocidad que iban los dos, hubiera sido un accidente de grandes proporciones y yo estaba hay en primera fila, al lado de la ventana y al lado de casi roce de los vehículos, ya era obvio... mis indecisiones, lo mal que me sentía y mas aun mi lado del vehiculo a punto de un gran impacto! Que mas podía pasar?... me sentía como Jonás en aquella barca, que por su desobediencia causo una gran tempestad y los tripulantes de aquella embarcación se preguntaban que pasaba y echando suerte se dieron cuanta que el culpable de que el barco estuviera en una Tormenta y a punto de hundirse era Jonás, por lo tanto dice la Biblia que lo tomaron y lo echaron al mar y calmo la tempestad...

Ya veía que los que iban en el bus le pidieran a Dios la dirección y se dieran cuanta que por mi desobediencia, paso eso!, me tomaran y me echaran del bus, así como Jonás...

Entendí que nuestra desobediencia o nuestras indecisiones no nos afecta solo a nosotros... sino, que nuestras acciones afectar de alguna forma al resto también.

Terminado aquella oración dando gracias a Dios por habernos cuidado... miro al Pastor y le digo: Olvide lo que le dije, lo haré!

El mirándome me dice: no esperaba menos de Ti, Con una sonrisa.

El momento de Predicar se acercaba, y el lugar estaba lleno, el 95% de los asistentes eran Jóvenes y solo el 5% adultos. Eso me dejaba una tremenda responsabilidad, el saber plantear las cosas de tal forma que ellos fueron tocados por Dios y le conocieran.

Fue así que el Pastor anuncia que el momento mas importante había llegado; el escuchar la Palabra de Dios.

Parándome del lugar en el que estaba sentada e intentado pasar hacia adelante ya que estaba al final de una blanca repleta, logre salir y pasar hacia el pulpito, hay esta Yo... frente a más de 100 personas...

Di paso al Coro que entonara algunas alabanzas mientras me preparaba.

En ese momento sentí que alguien se dirigía así mi, toca mi cabeza e inmediatamente mi curso reacciono y me arrodillarme...

Fue hay cuando Dios toma aun profeta y comienza a entregarme un mensaje para mi vida.

Aquella hermana que no conocía, y la cual no sabia nada de lo que me estaba pasando, ni menos las preguntas que en esa mañana le hice al señor, ni menos que estaba rehusando predicar... como se dice; me leyó mis ultimo dos días, respondió a mis preguntas, me animo, alentó mi Vida, me limpio y ungiendo mis labios para que, lo que dijese en ese momento, fuese en el nombre de Dios, por lo tanto el mensaje seria captado y seria de bendición para la congregación y que no debía temer, ni preocuparme en lo que debía hablar, sino que el me utilizaría como un baso de honra.

Fue todo así que comencé a exhortar el mensaje titulado:

"De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven" (JOB 42: 1 al 5)

42:1 Respondió Job a Jehová, y dijo:
42:2 Yo conozco que todo lo puedes,
Y que no hay pensamiento que se esconda de ti.
42:3 ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento?
Por tanto, yo hablaba lo que no entendía;
Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.
42:4 Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás.
42:5 De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven...

Comprendí que aquel mensaje era para mí primeramente, como Job siendo un hombre recto ante los ojos de Dios, le encontró verdaderamente después de pasar por tan grandes cosas como perder a familia, sus riquezas que su esposa le declara la Muerte y que maldijera a Dios. Simplemente imaginemos en ese caso, que harías nosotros en ese caso...

Dejaríamos de confiar en Dios?

Se Apagarías nuestra Fe?

le seguiríamos creyendo a Dios?

Realmente conocemos a Dios?

Le hemos entregado nuestra Vida?

Le amamos con todo nuestra alma, mente y con nuestro Corazón?

Al predicar me vi sentada en aquella banca escuchando lo que Dios hablaba a mi Vida.

Toda la iglesia recibió el mensaje y el respaldo de Dios fue notorio.

En todo aquel Servicio giro mediante a lo que había predicado, ya mayor respaldo no podía haber.

--

Esto quedo como una nueva enseñanza para mi Vida, el saber que, cuando sentimos que no poseemos la capacidad necearía para enfrentar los desafíos que Dios coloca en nuestra Vida, cuando nos damos cuenta que sin Dios nada podemos hacer, y nos humillamos ante Él, el se dirige hacia nosotros y nos entrega las herramientas necesarias para Salir adelante, suple nuestra necesidad y salimos victoriosos con su Ayuda.

Cuando haz dicho que no puedes y haz tomado malas decisiones en base a eso. Dios siempre te dará la oportunidad para remediar la situación que has provocado Tienes la oportunidad para cambiar y decir que SI puedes porque TODO LO PUEDES POR QUE DIOS TE FORTALECE... y no es solo tú capacidad si no también la capacidad que Dios entrega a sus Hijos.

Esos son los beneficios de conocerle y amarle por sobre todas las cosas.

NUNCA dejes de creer en Dios!

Y si el te entrego una responsabilidad es porque el sabe que TU lo puedes hacer!

Toma un momento y decide en tu corazon ser persistente en tu fe. Fe en que Dios te va a guiar, que te levantara cuando hayas caido, que te fortalecera para que puedas continuar, y que a su tiempo te dara la victoria.
SIGUE ADELANTE
!!


....

No hay comentarios:

Enlaces Amigos

Noticias Cristianas